Notas del Estudio de Arquitectura Villazala - Elías

Encuentre en esta sección notas y artículos escritos por los arquitectos del estudio.

Seguridad en countries y barrios privados

Según la Real Academia Española, define así seguridad: “Dicho de un mecanismo que asegura algún buen funcionamiento, precaviendo que este falle, se frustre o se violente”

Aunque es bien sabido que pagamos casi todo dos veces: seguridad publica y privada, salud pública y privada, educación pública y privada, etc. no pretendo en esta nota polemizar con esos aspectos, sino aportar algunos consejos fruto de mas de 25 años de countrista.

El tema de los robos en barrios no es nuevo, ya que recuerdo algunos casos en diversos countries, grandes y pequeños, con mejor y peor custodia.
La custodia juega un rol fundamental en estos casos ya que deberá tener personal idóneo y en cantidad suficiente, con la mejor tecnología que hoy está al alcance de muchos.

En esta nota apunto más que nada al robo de oportunidad, al raterito, que viendo la posibilidad de llevarse desde una lámpara hasta un electrodoméstico, actúa sin ningún impedimento.

Cuando construí mi casa en San Diego, allá por 1988, en los comienzos del country había muy pocas viviendas. Lo primero que hice fue colocar una alarma sencilla con dos detectores de movimiento ubicados en puntos estratégicos, y dos sirenas exteriores a la vista, así como una luz del tipo que usa la policía en los patrulleros.
Mis amigos del country, que no tenían experiencia previa, me decían para qué colocaba alarma, ya que había seguridad, y mi respuesta fue que esperaran a que entraran entre 1.000 a 1.500 personas en días de semana, entre jardineros, obreros de construcción, empleados de locales comerciales, personal de mantenimiento, etc. y entonces me entenderían.

Sucede que el robo de oportunidad, ese que aprovechan cuando no hay nadie en la vivienda es muy difícil de evitar, y al sonar la alarma hace que este individuo desaparezca del lugar lo mas rápido posible debido a que la guardia acudirá inmediatamente, a diferencia de lo que sucede muchas veces en barrios abiertos de la ciudad que nadie acude. Además la sirena a la vista es una advertencia para que nadie intente ingresar.

Creo que la mayoría de los robos publicados últimamente con excepción de unos pocos, se podrían haber solucionado con una simple alarma.

Otra prevención son las luces que detectan movimiento para las galerías, ya que también previenen a las guardias nocturnas.
De todas formas creo que como lugar seguro, tanto los barrios como los countries siguen siendo una acertada solución además de todos los beneficios que nos brindan.

No se dejen llevar por publicaciones amarillistas, que toman una realidad y la deforman. No estoy negando una verdad que existe, pero tampoco creo que sea para anunciar el fin de un estilo de vida. En todo caso debería servirnos para tratar de mejorar las deficiencias que existen en éste y otros aspectos. Tal como digo al comienzo de la nota, “precaviendo que falle se frustre o se violente” y eso se consigue aprendiendo de los errores.

Continuemos disfrutando y tratando de mejorar esa “calidad de vida” que tiene mucho para darnos, y como siempre les digo……..mejor con un arquitecto.

(Visited 148 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Tu email no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con un *