Notas del Estudio de Arquitectura Villazala - Elías

Encuentre en esta sección notas y artículos escritos por los arquitectos del estudio.

Terminaciones de obra (un noviazgo que debe llegar a buen término)

Siempre advierto, antes de empezar una obra, que la relación arquitecto-comitente, es como un noviazgo. Al principio, todo es maravilloso, la obra adquiere una dinámica no prevista por los dueños, se invierte poca plata, y se la ve crecer muy rápidamente.

Todo hace pensar que el arquitecto se equivocó con el presupuesto, ya que solo restan muy pocas cosas; tenemos las paredes todas levantadas, las cañerías pasadas casi todas, el techo por terminar…….en fin…..el comitente esta convencido que la casa le costará mucho menos, y que también estará lista antes de lo previsto.

Terrible error, ya que las terminaciones suelen demorar mucho mas de lo que imagina el que nunca tuvo experiencia de obra. Ahí es cuando el noviazgo empieza a resentirse, ya que no sólo el ritmo va más lento, sino que la obra demanda mucho dinero por las aparentes pocas cosas que faltan para terminar.

Por eso siempre advierto que este estado de ánimo es normal, y que una vez finalizada la obra, superando todos los imponderables, el noviazgo terminará bien.

Se requiere la intervención de muchos gremios, que muchas veces no dependen directamente del arquitecto, como por ejemplo, entrega de materiales en término (muebles, aberturas, material grueso de obra, revestimientos, etc.), y todas las tareas que deben realizar en la misma los subcontratistas.

Es importante también una buena planificación de los tiempos y tareas, para evitar errores. Un ejemplo son los planos de colocación de revestimientos, ya que aunque parece una tarea fácil, es necesario estudiar la mejor manera de colocarlos, teniendo en cuenta las dimensiones del local, para evitar cortes en lugares no deseados.

Otro ejemplo son las guardas que se suelen colocar en baños (es muy común ver griferías en medio de las mismas) o el detalle de las juntas de pisos con las de pared, todo ello imposible de resolver sin un plano en escala 1:20 mínimo.

La distribución de las conexiones de agua, deben estudiarse y marcarse en los planos teniendo en cuenta los artefactos y su distribución.

Otros ejemplos: en la cocina se deberá saber si llevará anafe con horno, lavavajillas, tamaño de la heladera (o en su defecto dejar el espacio para una mayor).

En el baño, la correcta distribución de los diferentes artefactos, debe estudiarse en plano para evitar corregir luego las cañerías. Lo mismo pasa con la distribución de bocas de luz en cielorraso y paredes (previamente se deberán dibujar los muebles).

Si el estudio interviniente advierte al comitente y toma los recaudos de elaborar la documentación necesaria, el noviazgo llegará a buen termino, sellándolo con un merecido asado de fin de obra.

(Visited 949 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Tu email no va a ser publicado. Los campos obligatorios están marcados con un *